Varados en la metrópoli



El vuelo no despegó, fue cancelado. Recibimos el aviso en la mañana. Ya no fuimos al aeropuerto. Ahora estuvimos varados en la metrópoli. Nuestros pasajeros no llegarían hoy.

Buscamos el accesorio para la espiradora hasta encontrar la promesa de conseguirlo. Nos fuimos a Coyoacán.




Conocimos el Museo Casa de León Trotsky. Salí del museo con el libro Un retrato para Totsky de Julio Glockner.


Caminamos por este pueblo atrapado en la metrópoli. Comimos tacos tricolores.


Y fuimos a la nevería a la que no llegamos ayer por haber estado varados en la autopista antes de llegar a la metrópoli.